Horas de angustia pasaron estos traileros tras desbordarse un río en Nayarit

José Antonio y Víctor pasaron 12 horas atrapados en sus unidades tras el desbordamiento del río Acaponeta; fueron rescatados por pescadores


José Antonio Estrada Molina, conductor de tráiler, se quedó atrapado en su unidad tras el desbordamiento del río Acaponeta en la carretera de cuota Tepic–Mazatlán.

“Con la novedad de que nos encontramos el compañero y yo como a dos kilómetros de la caseta Acaponeta, Nayarit, nos encontramos aquí atrapados en la corriente del agua y en realidad nadie nos ha venido a auxiliar o advertirnos de que va a pasar y pues aquí nos encontramos y nadie ha venido, el caso es que allá adelante está un torton, un tráiler pequeño, allá hundido que se lo llevó la corriente”, explicó.

“Llegamos a la altura de ahí a la contención, veo que el torton se frena, veo que de golpe se frena y se abre para la orilla, se echa para atrás, al momento que se echa para atrás digo, me va a golpear, me voy a aventar para atrás, me aviento para atrás y al compañero se lo lleva la corriente”, detalló el conductor de tráiler.

Pese al llamado de auxilio pasaron horas y nadie acudió a rescatarlo ni a él ni a Víctor Aguilar Alonso, otro conductor de tráiler, quien se pegó lo más que pudo a la otra unidad, con la esperanza de que la fuerza del agua no se los llevara.

“En menos de cinco minutos teníamos el agua arriba de las ventanas y ya no pudimos salir, de hecho a dos tráiler y un torton que está aquí metido los arrastró el agua, yo lo que hice fue pegarme a él para que le costará un poco de más trabajo al agua arrastrarnos”, señaló Víctor Aguilar Alonso, otro transportista.

Fueron horas de pánico y angustia las que vivieron los choferes, quienes se comunicaban de un tráiler a otro.

“Pensé en mi familia, mis hijos, sentí que ya no, así como bajaba el agua y empezó a llover más, pensé que ya no la libraba y cuando vi que empezó a arrastrar los demás carros pues ya, simplemente me encomendé a Dios, pero gracias a Dios, mire quedamos con vida aquí”, aseguró.

Víctor Aguilar también pensó en despedirse de su esposa y encargarle a sus hijos.

“Pues más que nada decirle a mi esposa que cuidara mucho a mis hijos, que probablemente ellos ya no, ya no iba a salir de esta”, dijo.

Fue la comitiva de pescadores en una panga quienes acudieron para ayudarlos, sin embargo, en el primer intento no lo consiguieron.

Fuimos por unas sogas, mandamos una panga adelante y nosotros jalando, pero el conductor pisó la panga y se hundió, se quebró la panga y gracias a Dios los muchachos salimos libres, sacaron el motor y si la líbranos los sacamos, quedó la panga hundida y sobre la soga los muchachos se aventaron uno a otro y los sacaban con soga hasta que nosotros los recogimos”, explicó Francisco Herrera, una de las personas que ayudó a rescatar a los choferes.

Fueron 12 horas las que pasaron los choferes atrapados en las unidades hasta que fueron rescatados.

“Pues yo creo que ya me retiro de los tráilers, ya fue mi segunda oportunidad y no creo que haya una tercera”, comentó Víctor.

En esta zona, el agua acabó con una parte de la carretera, destruyó señalamientos, árboles y arrastró varios vehículos.

Fuente: Excélsior


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.