Las pinturas graciosas y obscenas también existieron en los baños públicos romanos

El humor subido de tono parece ser una cualidad de todas las culturas y los romanos en particular, son los que más huellas dejaron


Ahora un grupo de arqueólogos ha encontrado pinturas obscenas en los mosaicos de los baños públicos de la ciudad costera de Antioquia ad Cragum que datan de hace unos 1.800 años.

Los mosaicos del siglo II, que se encuentran sobre el piso de una letrina romana en Turquía, muestran escenas de mitos. En una, Narciso aparece fascinándose ante la vista de su propio falo y el otro aparece el joven Ganímedes limpiando con una esponja los genitales de un ave. “Nos sorprendió lo que estábamos viendo”, dijo a Live Science, Michael Hoff, arqueólogo de la Universidad de Nebraska-Lincoln.

Parodia de dos mitos

Ambas escenas son representaciones burlonas de conocidos mitos. Por ejemplo, normalmente se muestra a Narciso enamorándose de su propio reflejo en el agua, pero en el mosaico encontrado en Turquia se le muestra con una nariz extrañamente larga (la cual habría sido considerada fea por los estándares de belleza de la época) que recuerda, curiosamente, a un pene.

Por otro lado, el mito de Ganimedes dice que Zeus se disfrazó de águila para secuestrar al adolescente troyano y convertirlo en copero de los dioses. El arte que representa ese secuestro, a menudo muestra a Ganimedes sosteniendo un palo y rodando un aro como juguete. Pero en el mosaico de Antiochia ad Cragum, se aprecia al adolescente sosteniendo una esponja (una referencia a las esponjas que se habrían utilizado para limpiar el inodoro). Y Zeus no es un águila sino una garza, que sostiene una esponja y frota el pene de Ganimedes.

“Al instante, cualquiera que hubiera visto esa imagen habría visto el juego de palabras [visual]”, dijo Hoff, quien es codirector del proyecto. “¿Es indicativo de limpiar los genitales antes de un acto sexual o después de un acto sexual? Esa es una pregunta que no puedo responder, y podría haber sido ambigua en ese entonces”, añadió.

Los últimos días de excavación

Los mosaicos fueron revelados durante los últimos dos días de la temporada de excavaciones del verano pasado en la costa sur de Turquía.
“Hay un axioma bien conocido en arqueología en el que encuentras tus mejores cosas el último día”, dijo Hoff.

El equipo tuvo que cubrir el arte para protegerlo, pero Hoff dijo que los investigadores planean exponer los mosaicos nuevamente el próximo verano para estudios adicionales y trabajos de conservación.

La letrina habría tenido canales de agua limpia y asientos de mármol o madera, que ahora están perdidos.

Hoff dijo que sospecha que el baño público habría sido utilizado principalmente por hombres.

Compartía una pared con el gran baño y estaba al lado del bouleuterion, o casa del consejo, y “debería haber servido a las grandes multitudes con su ubicación”, dijo Birol Can, un experto en mosaicos de la Universidad de Uşak en Turquía, que trabajó en la excavación.

“Por supuesto, todas las ciudades antiguas tenían letrinas, pero no todas han sido expuestas o han sobrevivido hasta nuestros días”, dijo Can en un comunicado.

“El número de letrinas pavimentadas con mosaicos es muy bajo. La letrina Antiochia ad Cragum es uno de los pocos ejemplos”, añadió.

Los romanos ya son conocidos por su relajada percepción de la sexualidad. Sin embargo, la fama de que fueron unos maniáticos sexuales es, a veces, poco exacta.

Fuente: N+1

 


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.