Trabajan a marchas forzadas en el césped del Azteca para el duelo de NFL

El partido entre Chiefs y Rams se llevará a cabo el 19 de noviembre


Por: Antonio Ramos Bouzas

La cancha del Estadio Azteca se encuentra en impresentables condiciones para llevar a cabo cualquier evento deportivo y con el Monday Night entre Rams y Chiefs a la vuelta de la esquina la situación se agrava cada vez más.

El césped del Coloso de Santa Úrsula ha sufrido daños por las constantes lluvias en la Ciudad de México pero sobre todo por la mala planeación e irresponsabilidad de sus adminitsradores al no prever que con partidos cada tres días y conciertos en los fines de semana el resultado del engramado sería desastrozo.

La NFL ha llamado a una junta de emergencia con el Comité de Desarrollo y representantes de Kansas City y Los Ángeles para debatir si se mantiene en pie el juego en México, se pospone a otra fecha o se juega en California.

Aunque difícilmente se ve un escenario en donde se llegara a cancelar el partido en el Azteca, los altos mandos de la liga están preocupados por la integridad del espectáculo considerando fuertemente el mover la locación del encuentro.

En nuestro país un evento de esta magnitud dejaría una importante derrama económica que se estaría perdiendo en caso de que la NFL decidirá no jugar el partido en el Azteca para no exponer a sus jugadores a una lesión por la inestabilidad del césped.

A su vez, el contrato de por medio quedaría sin cumplir y la NFL podría tomar acciones legales en contra de los administradores del Estadio al no darle las garantías necesarias y haber ocasionado una pérdida millonaria a la liga.


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.