Sony podría presentar su nueva PlayStation este verano para lanzarla en 2020

La nueva PlayStation 5 llegaría en marzo de 2020 con soporte para jugar en 4K


Cuando el río suena, agua lleva o alguien se está ahogando. En este caso, el agua suena y es porque se está cociendo algo. Las cada vez, más persistentes, filtraciones interesadas sobre el inminente anuncio de la próxima generación de sistemas PlayStation, dejan entrever que la compañía japonesa ha decidido especular y saltarse el E3 2019, para que sus seguidores continúen conjeturando y esperando espasmódicamente el momento en el cual se descubran los secretos y misterios del nuevo ingenio de Sony para el entretenimiento del hogar. ¡Pero, ay amigos! Una nueva indiscreción, evidentemente no confirmada, augura el más que posible anuncio de la próxima PlayStation para junio.

En el plano empresarial, el movimiento podría corresponder a una respuesta directa de Sony a Microsoft, que ha confirmado presencia en el evento anual de Los Ángeles (aunque sea mediante una emisión en video). Independientemente a todo esto, hay que sumar la cantidad de información que está surgiendo en Reddit sobre el plan de Sony para “implementar” el lanzamiento de PlayStation Plus Premium: una versión evolucionada del servicio actual, que permitirá, en el caso de PS5 (¡venga, ya lo hemos dicho!), el acceso a versiones de prueba en período alfa y beta, además de la interesante opción de disponer de servidores privados al antojo. Según se desprende de la mayoría de los comentarios, la variante Premium complementaría la suscripción PS Plus y no la reemplazaría.

Por si eso fuera poco, aquí están las “supuestas” especificaciones técnicas del nuevo sistema:

  • CPU Ryzen 8 con 16 hilos de ejecución y fabricada en 7 nanómetros
  • GPU de arquitectura Navi en 7nm que alcanzaría loa 14 teraflop/s
  • Memoria 24GB GDDR6 más otros 4GB DDR4 para el sistema operativo
  • Disco duro de estado sólido SSD de 2TB
  • 8k upscaling

En todo caso la presentación inicial tampoco revelará demasiado sobre la plataforma, se limitará a un breve acercamiento a través de un teaser, con el que especular sobre sus intenciones hasta el desaliento, pero sobre seguro, la próxima generación PlayStation podrá ejecutar la mayoría de los juegos en resoluciones 4K, al menos en su período de lanzamiento.

Al parecer, Sony ya controla cifras respecto a los costes e ingresos de la gigantesca producción, con el lanzamiento de la plataforma al mercado por algo menos de 500 dólares y unas pérdidas estimadas de 100 dólares por unidad durante las etapas iniciales de su ciclo de fabricación. Ahora a esperar.

Fuente: Libertad Digital.


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.

A %d blogueros les gusta esto: