Se construirá en Hidalgo primer laboratorio subterráneo: UNAM

LABChico se edificará a 100 metros de profundidad de una montaña y medirá la radiación natural de la zona


LABChico será el primer laboratorio subterráneo en México. Será construido a 100 metros de profundidad dentro de una montaña en la zona turística Río el Milagro, en Mineral del Chico, Hidalgo, y buscará, por primera vez en el país, medir la radiación natural de la zona y detectar materiales contaminantes, principalmente plomo en agua u otros sitios.

El proyecto inició en agosto del año pasado por iniciativa del investigador del Instituto de Física, Eric Vázquez, de acuerdo con información de la UNAM. Se espera que pueda ser inaugurado en un año. Cuenta con financiamiento del programa británico Global Challenges Research Fund (GCRF), que busca abordar, por medio de la ciencia, diversos desafíos que enfrenten países en desarrollo.

De entre los desafíos que se enfoca GCRF, LABChico se involucra en tres: salud, educación y medio ambiente. Además, LABChico fue seleccionado por el GCRF como proyecto ejemplar y fue uno de los mejores evaluados en México.

El proyecto busca propiciar un acercamiento directo entre la ciencia y la sociedad, pues la gente podrá no sólo conocer el laboratorio y sus investigadores, sino también llevar muestras de agua u otros materiales para ser analizados y descubrir su nivel de radioactividad por medio de detectores de alta tecnología.

Actualmente, los investigadores posdoctorales del IF, Estela Garcés y Adiv González, trabajan con Vázquez, y juntos desarrollan las primeras pruebas en una de las minas de la zona para poder ver cómo funcionan los aparatos, conocer sus deficiencias, su resolución y caracterizarlos, o sea, poner fuentes de radiación de baja intensidad, tomar los datos, analizarlos y saber así la eficiencia del detector.

En LABChico se medirá únicamente la radiación natural que se espera del ambiente y, con eso, mostrar que la radiación es una característica natural que sólo es peligrosa cuando se encuentra a niveles no apropiados para la salud. En caso de llegar a detectar algo así, se informaría inmediatamente a las autoridades.

Debemos ser cuidadosos en cómo hablamos de radiación, ya que con ese tipo de detectores estamos continuamente hablando del tema. Es importante que la gente no vaya a confundir que vamos a hacer experimentos con radiación, sólo vamos a medir radiación natural ahí, menciona la investigadora Adiv González.

El proyecto se encuentra en la fase de planeación y diseño, por lo que los académicos están realizando los análisis requeridos para conocer la estabilidad de la roca de la mina y actuar de acuerdo con ello.

Fuente: La Jornada.


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: