Solo 5% de los elementos de la Guardia Nacional han aprobado los controles de confianza

Además hay contradicciones en cuanto al número de elementos de la Guardia Nacional desplegados pues los datos oficiales son contradictorios. INAI ordena transparentar el despliegue real


De los 80 mil elementos de la Guardia Nacional que según el presidente Andrés Manuel López Obrador se encuentran desplegados en el país, apenas el 5 por ciento de ellos cuenta con los exámenes de control de confianza aprobados, requisito obligatorio para pertenecer a dicha fuerza de seguridad pública.

El resto aún no lo tiene y por lo tanto, según la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública y de la Guardia Nacional, no podrían estar trabajando y ni siquiera ser elementos en activo de dicha fuerza.

Los datos oficiales proporcionados por la Vocería de la Guardia Nacional a Animal Político muestran que, en total, son 4 mil 171 elementos de esta fuerza los que ya aprobaron el procedimiento de confianza, de los cuales 2 mil 677 son efectivos de nuevo ingreso y 1 mil 494 son elementos transferido de otra fuerza.

Pero de acuerdo con lo señalado por el presidente en su conferencia matutina del pasado 8 de agosto, en el país se encuentran desplegados 80 mil elementos de la Guardia Nacional, estado de fuerza  que – por cierto – difiere de forma significativa con lo señalado por otras instancias oficiales del propio gobierno.

Si se toma como referencia lo señalado por el primer mandatario esto significa que apenas el 5.2 por ciento de los efectivos de Guardia Nacional cuentan con el procedimiento de control de confianza acreditado.

El control de confianza es un requisito que contempla la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y la Ley de Guardia Nacional – a partir de lo establecido en la Constitución- para que una persona pueda ser elemento de una fuerza de seguridad pública. Consiste en una batería de cinco pruebas, entre ellas, examen de polígrafo (detector de mentiras), toxicológico, de entorno social, sicológico, y médico.

Animal Político publicó el pasado 1 de agosto que ante la prisa por tener elementos de Guardia Nacional desplegados en el país que cumplan con los requisitos del control de confianza, el Sistema Nacional de Seguridad Pública aprobó un nuevo modelo de evaluación “exprés”propuesto por el gobierno, que deja en manos de los militares más de la mitad del proceso de evaluación y lo reduce a dos días.

En seguimiento a dicha información este medio solicitó a la Vocería de la Guardia Nacional un posicionamiento oficial y datos respecto al proceso de evaluación que se está aplicando hasta el momento.

Son muchos y hay que hacerlo rápido: la justificación

La Guardia Nacional justificó la necesidad de aplicar un esquema modificado de control de confianza al señalar que el número de elementos a evaluar es considerable por la transferencia de miles de policías militares y navales que carecen de esta evaluación, y a que se está tratando de terminar lo antes posible.

“Se estableció que las fuerzas armadas sean las que realicen este proceso tomando en cuenta que disponen de la infraestructura necesaria para agilizar el proceso de evaluación de la gran cantidad de efectivos a considerar” indicó en su respuesta oficial la Guardia Nacional.

La nueva fuerza de seguridad defendió que aun cuando se trate de un esquema de evaluación excepcional el que se está aplicando a los guardias, ello no significa que se haya perdido rigor o se esté cayendo en alguna irregularidad.

Fuente: Animal Político.


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: