RTV: ‘teléfono descompuesto’

Por: Raymundo Jiménez


Algo más que cobrar como director general de Radiotelevisión de Veracruz (RTV) tendrá que hacer Víctor Hugo Cisneros Hernández para justificar que no fue designado en este relevante cargo sólo por ser familiar de un alto funcionario del Gobierno del Estado.

Y es que este martes 25, el presidente López Obrador tuvo que apechugar en su conferencia de prensa mañanera los reclamos de dos pequeños comunicadores veracruzanos, integrantes de la plataforma digital Periscope Espacio, que fueron hasta Palacio Nacional a quejarse de que «sin previo aviso», desde el pasado 31 de enero, fueron sacados del programa infantil «La Chicharra», uno de las pocas producciones de la radiotelevisora estatal que sí tienen audiencia y que inclusive ganó premios nacionales en administraciones anteriores.

El lunes, los niños no pudieron exponerle su situación al mandatario. Sin embargo, ante la repercusión de este caso en los medios veracruzanos, ayer martes los reporteros infantiles de «La Chicharra» sí recibieron la oportunidad de ser escuchados por el Jefe del Ejecutivo federal, quien ahí mismo externó que «le pedimos al gobernador de Veracruz que no se cancele el programa», aunque consideró que con la ventaja de «las benditas redes sociales» existen más posibilidades de comunicación.

«Además ahora hay más medios para comunicarse, lo que estamos haciendo es un programa que va a permitir que haya internet en todos los pueblos», añadió el Presidente ante la queja del reportero infantil Bruno Segura, el cual aprovechó la interlocución para expresar que «ayer me sentí un poco decepcionado porque no me dio la palabra, pero usted es perseverante y yo también, por eso estoy aquí.»

López Obrador se disculpó por no haberlos escuchado en la conferencia del lunes, pero Bruno le dijo al Presidente que más que exponerle la suspensión del único programa de radio infantil que se transmitía en el estado de Veracruz, su petición al gobierno es que se garantice a las niñas y a los niños de México el derecho a la libertad de expresión.

Lo que llamó la atención es que a sabiendas de la presencia de los niños veracruzanos en la conferencia presidencial desde la mañana del lunes, el director de RTV no haya hecho nada por dialogar con los pequeños e informar oportunamente a la Presidencia de la República que este programa infantil de Radio Más no desaparecería sino que sería relanzado en una nueva temporada -como lo difundió tardíamente esa misma noche a través de un comunicado oficial-, lo que le habría evitado este golpe político al gobernador Cuitláhuac García.

Pero no es la primera vez que sus malos colaboradores embarcan al mandatario veracruzano con el Presidente. Recuérdese cuando en agosto del año pasado mal informaron a AMLO sobre la liberación de uno de los implicados en el multihomicidio del bar «Caballo Blanco», de Coatzacoalcos, que se la atribuyeron equivocadamente a la Fiscalía General del Estado a cargo del abogado yunista Jorge Winckler Ortiz, cuando había sido la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz Manero.

Otro yunista prófugo

La anoche de este lunes, los vecinos de la avenida Palmas, del fraccionamiento residencial Las Ánimas, a la altura del Club Britania, en Xalapa, se sorprendieron por la aparatosa movilización de patrullas y elementos de la Policía Ministerial que pretendían ejecutar una orden de aprehensión.

Según trascendió, iban por el ex director del Instituto de Espacios Educativos (IEE) de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Ignacio Barradas Soto, a quien se le pretendería fincar responsabilidad por presunto daño patrimonial, pues la nueva administración del gobernador Cuitláhuac García le imputa haber realizado el pago de más de mil millones de pesos de anticipo por alrededor de 500 obras inconclusas en el estado, entre mantenimiento, rehabilitación y construcción de aulas nuevas, la mayoría del programa «Escuelas al Cien», del Fondo Inifed y de Fonregión.

Amigos del ex funcionario, quien en la sucesión estatal de 2018 coordinó en Xalapa la campaña del candidato de la alianza PAN-PRD-MC a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez, comentaron que Barradas Soto ya no se encuentra desde hace meses en la entidad ni en el país.

Ni hablar, otra paloma que se les va viva.


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: