Necesario, una nueva política al servicio de la paz y la virtudes humanas

Pide el Arzobispo de Xalapa reflexionar sobre los acontecimientos y realidades más sobresalientes

 

Por: Mario Rafael León

La Arquidiócesis de Xalapa informa que en su primera cata circular del año, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, afirma que dado que en el ámbito político hay nuevas autoridades estatales y federales, se necesita una “buena política que esté al servicio de la paz y que promueva la participación ciudadana, la caridad y las virtudes humanas son necesarias para una buena política al servicio de los derechos humanos”.

El arzobispo, refiere la Arquidiócesis, manifiesta que la política se desvirtúa cuando se descuida el bien común y se privilegian los intereses personales buscando imponer los de algún grupo o ideología.

Indica que el ocho de enero, durante la primera reunión del Consejo Presbiteral, el Arzobispo de Xalapa, presentó la mencionada carta para “reflexionar sobre los acontecimientos y realidades más sobresalientes que, por la gracia de Dios, viviremos en el primer semestre para tenerlos en cuenta en nuestra tarea evangelizadora”.

Entre otros temas, el comunicado refiere que en la Carta del arzobispo, expresa que la vida humana es el don más precioso que se ha recibido de parte de Dios, a través del amor de los padres y que lamentablemente, la vida humana es agredida en todas sus etapas. “El aborto, por encima del cáncer y del sida, es la causa principal de muertes en el mundo, en 2018 fueron abortados casi 42 millones de bebés en el mundo. En México, tenemos la amenaza de la legalización del aborto provocado en toda la República. Si a esto sumamos los numerosos asesinatos de todo tipo de personas, constatamos un desprecio increíble ante la sacralidad y la dignidad de la vida humana, que clama al cielo y cuestiona seriamente nuestras conciencias”.

El comunicado manifiesta que Hipólito Reyes Larios ha solicitado valorar a la familia, ya que ésta es la célula fundamental de la sociedad, es el santuario de la vida humana, el ambiente propicio para desarrollar las relaciones humanas fundamentales para aprender a vivir los valores y las virtudes propias de todo ser humano, para promover la civilización del amor, para urdir adecuadamente el tejido social tan destruido en estos días. “Señala el Arzobispo que es indispensable rescatar los valores tradicionales acerca de la familia cristiana y no caer en la arbitraria promoción de ideas y prácticas que deshumanizan y banalizan la dignidad humana. Nos congratulamos actualmente con todos los esfuerzos de la pastoral familiar y de los diversos grupos y movimientos eclesiales y sociales en favor de la familia”.

Otro tema importante que aborda el arzobispo de Xalapa en su Carta Circular es el de la sexualidad. Se indica que quienes profesan la fe cristiana, la sexualidad humana es un don maravilloso que identifica al hombre y a la mujer y ayuda a expresar el amor en un contexto de respeto y libertad. “Sin embargo, actualmente se resalta desmesuradamente el placer sexual que provoca un tremendo libertinaje y una permisividad exagerada ya desde los mismos adolescentes. Si a esto añadimos los postulados de la ideología de género que han invadido muchos ambientes, incluyendo la educación elemental de los niños, tenemos como resultado un neopaganismo hedonista y relativista que deteriora la humanidad y la fe cristiana”, informa la Arquidiócesis.

Informa también que con respecto de la Jornada Mundial de la Juventud, a realizarse del 23 al 28 de enero en Panamá, asistirán 70 jóvenes acompañados del padre Irineo Andrade y que es necesario hacer oración por la pronta beatificación del padre Martín del Campo, quien es ya Venerable Siervo de Dios.

También expresa que para 2019 se tiene una guía temática para orientar cada “mes de la vida”, de marzo a diciembre y que el arzobispo señala como algo indispensable “que revisemos la educación en nuestra fe católica en todas las edades y etapas de nuestra vida… es necesario que todos los que profesamos la fe católica conozcamos mejor la Sagrada Escritura y el Catecismo de la Iglesia Católica, junto con su respectivo Compendio, como fuentes fundamentales de nuestra formación en la fe”.

En este año 2019, señala la Arquidiócesis, continuarán las Visitas Pastorales a los Decanatos y Parroquias para revisar la aplicación del Plan Diocesano de Pastoral, la formación y acompañamiento de las Comunidades de la Iniciación Cristiana, las instalaciones y territorios, los archivos con sus libros respectivos, la administración económica y las problemáticas especiales.


El Corresponsal, en el lugar de la noticia.

A %d blogueros les gusta esto: